reflexions@reflexions.es
675 736 784
Calle Espinosa nº 8, 1º - consulta 106. Valencia - 46008

MINDFULNESS y SALUD INTEGRAL

Cambia tu mente y cambiarás tu vida

   Ofrecemos una serie de programas de mindfulness como parte de nuestras intervenciones de educación para la salud. 


   Estos programas son intervenciones sanitarias educativas y proporcionan a los alumnos herramientas y estrategias de autogestión que irás aprendiendo paulatinamente y desarrollando a lo largo de las sesiones.


   Los programas de mindfulness están basados en el desarrollo de la atención consiente o atención plena, más conocido como mindfulness, lo cual es "una forma específica de prestar atención de manera intencionada al momento presente y sin juicios ni críticas". Todos los programas enfatizan en la habilidad de “parase” y a aprender a “responder en vez de reaccionar” a los sucesos de nuestro días a día. De esta manera dejaremos de vivir angustiados siempre pensando en el pasado o en el futuro para aprender a conectar con el “aquí y ahora” y tomar decisiones adecuadas en este momento que pueden reducir de manera muy significativa nuestro sufrimiento. El objetivo común de todos estos programas es mejorar tu respuesta  frente a tus necesidades, bien sean físicas, emocionales o mentales. 


   Según las necesidades específicas que tengas puedes optar al programa que sea más adecuado para ti en estos momentos:

A grandes rasgos, podríamos determinar que los programas de mindfulness pueden mejorar:

  1. Tu bienestar y calidad de vida. Teniendo un impacto positivo en la reducción del estrés, el dolor crónico y algunos síntomas incluso si ellos son secundarios a las enfermedades crónicas.
  2. Refuerza tus propias capacidades personales como la actitud proactiva y positiva, la toma de decisiones, la aceptación de situaciones difíciles, la concentración, la atención y la autoregulación emocional.
  3. Tus capacidades interpersonales como mayor empatía con otras personas y conexión con el entorno.

¿Qué posibles beneficios puedo obtener?


• A nivel físico: 
I. gestión de las sensaciones desagradables
II. disminución de la tensión muscular y alivio del dolor
III. activación del sistema parasimpático con una posible repercusión indirecta sobre nuestra digestión, nuestro sistema inmunológico, nuestro sistema hormonal o una posible mejora de la calidad del sueño …
• A nivel mental: 
I. autogestión de tus sentimientos, emociones y  pensamientos 
II. disminución del estrés y otros estados mentales negativos
III. aumento del enfoque y la atención
IV. mejora de la capacidad de concentración
V. te aporta herramientas para “parar y ver” y considerar perspectivas alternativas
VI. te permite elegir la respuesta más apropiada al contexto y las circunstancias …
• A nivel social: 
I. incrementa tu habilidad para manejar los conflictos y a comunicarte con mayor efectividad con otras personas
II. disminuye los niveles de impulsividad
III. mayor capacidad para gestionar información
IV. incremento de la inteligencia emocional
V. aumento de la empatía

   Esta actividad no se debe confundir, ni será nunca sustituta de una intervención psicológica o tratamiento médico y psiquiátrico. Sin embargo, es un excelente complemento de los tratamientos médicos.